Flor nació en Buenos Aires, un extraño día entre la sureña Primavera y el Verano. Todo en su vida ha sido una sucesión de eventos disparatados: su Licenciatura en Artes Musicales, sus actividades como profesora de piano y ukelele, sus más de veinte libros publicados sobre didáctica y pedagogía musical, e incluso el acontecimiento de tener una gata llamada Corchea. También ha desarrollado el molesto hábito de tocar el ukelele, el piano y cantar en cada oportunidad que tiene, como en bares, eventos, conciertos, e incluso en la ducha o cuando los vecinos están dormidos. Ella sueña con un mundo lleno de mentes sintientes y corazones pensantes, y con la posibilidad de transformarlo en un lugar mejor, a través de la música. Compone para habitar las penas y para que la realidad hecha metáfora tenga algún sentido más que el mero hecho de existir. Trabaja con música medicina de manera consciente, aquella que se propone vibrar en la misma frecuencia que vibran las membranas de nuestras células. Y por sobre todo, le canta a la Tierra, al Cielo... y a todo animalito que se cruce en la calle.
REDES SOCIALES: @floransmusica
© 2021 Flor Ansaldo. All rights reserved.
Flor nació en Buenos Aires, un extraño día entre la sureña Primavera y el Verano. Todo en su vida ha sido una sucesión de eventos disparatados: su Licenciatura en Artes Musicales, sus actividades como profesora de piano y ukelele, sus más de veinte libros publicados sobre didáctica y pedagogía musical, e incluso el acontecimiento de tener una gata llamada Corchea. También ha desarrollado el molesto hábito de tocar el ukelele, el piano y cantar en cada oportunidad que tiene, como en bares, eventos, conciertos, e incluso en la ducha o cuando los vecinos están dormidos. Ella sueña con un mundo lleno de mentes sintientes y corazones pensantes, y con la posibilidad de transformarlo en un lugar mejor, a través de la música. Compone para habitar las penas y para que la realidad hecha metáfora tenga algún sentido más que el mero hecho de existir. Trabaja con música medicina de manera consciente, aquella que se propone vibrar en la misma frecuencia que vibran las membranas de nuestras células. Y por sobre todo, le canta a la Tierra, al Cielo... y a todo animalito que se cruce en la calle.
© 2021 Flor Ansaldo. All rights reserved.
Flor nació en Buenos Aires, un extraño día entre la sureña Primavera y el Verano. Todo en su vida ha sido una sucesión de eventos disparatados: su Licenciatura en Artes Musicales, sus actividades como profesora de piano y ukelele, sus más de veinte libros publicados sobre didáctica y pedagogía musical, e incluso el acontecimiento de tener una gata llamada Corchea. También ha desarrollado el molesto hábito de tocar el ukelele, el piano y cantar en cada oportunidad que tiene, como en bares, eventos, conciertos, e incluso en la ducha o cuando los vecinos están dormidos. Ella sueña con un mundo lleno de mentes sintientes y corazones pensantes, y con la posibilidad de transformarlo en un lugar mejor, a través de la música. Compone para habitar las penas y para que la realidad hecha metáfora tenga algún sentido más que el mero hecho de existir. Trabaja con música medicina de manera consciente, aquella que se propone vibrar en la misma frecuencia que vibran las membranas de nuestras células. Y por sobre todo, le canta a la Tierra, al Cielo... y a todo animalito que se cruce en la calle.
© 2021 Flor Ansaldo. All rights reserved.
www.000webhost.com